Colibricosas

¡Que chulada de noche!

Fernando de la Mora en FAOT 2014.

Pues aquí estoy como cada año en la planta alta del longevo arquitectónico Palacio Municipal, donde a mi arribo el viernes me encontré al alcalde “Chamín” Anaya

Fernando de la Mora en FAOT 2014.

Excelente presentación de Fernando de la Mora, en la inauguración del FAOT 2014.

Pues aquí estoy como cada año en la planta alta del longevo arquitectónico Palacio Municipal, donde a mi arribo el viernes me encontré al alcalde “Chamín” Anaya y su particular José Adrián Villa y la cita para una entrevista el martes de enfrente, pero mientras eso pasa, aquí estoy calentando mi “Siringe”.

Ahora que si ustedes mis fieles e infieles lectors, se están preguntando y, si no tambien, les aclaro que “Siringe” no es otra cosa que el órgano que utilizamos los Colibrís para emitir sus trinos.

¿O que carajos estaban pensando?

Y es que, luego de vivir, sentir, disfrutar un Concierto inolvidable con el cual en más de cuatro ocasiones se me enchinó el cutis, escuchando al Tenor Fernando de la Mora y la señora Olivia Gorra, a más de cuatro se nos aflojó el “mastique”.

¡Que chulada de noche!

Una noche donde se confirmó que cuando canta De la Mora…enamora.

Una espléndida noche de arte musical en todos sentidos, en la cual se fusionaron como siameses los cantantes, y la Sinfónic-Orquesta-Mariachi bajo la baututa del señor y divo pero de ésos divos que te caen muy bien; Enrique Patrón de Rueda, quien debe recibir ya un homenaje, en la próxima edición… digo.

Una espléndida noche hasta en su clima y clímax del bel canto y demás géneros que nos regalaron el homenajeado “Fer” (ya me entró lo igualado) y la señorona de apellido Gorra, pero ante quien también hay que quitarse el sombrero. ¡La Leona despierta Operística!

Y luego, se agradece que con puntualidad inglesa, ahí estaban arriba del escenario ya para iniciar el evento, la cada día más guapa Poly Coronel Gándara, escoltada la pelicorto por el titular de la Secretaría de Educación y Cultura Jorge Luis Ibarra Mendívil y el alcalde muy alicusadito Benjamín Anaya.

Fernando de la Mora recibió la Medalla Ortiz Tirado.

Fernando de la Mora recibió la Medalla Ortiz Tirado.

Ambos dos, se aventaron su “spitch”.

Subrayando el munícipe que el FCAOT es una celebración obligada del cual deben presumir los alamenses; mientras que el ex-rector de la Unison, se aventó una pirotecnia verbal muy aceptable cortando oreja y rabo ante la multitud que hagan de cuenta como en la Quinta Vergara del Festival en Chile, abarrotó la calle frente al Callejón del Templo.

¡Que chilo!

Y aparece el señorón carismático e impecable Tenor Fernando De La Mora, para recibir la medalla, que es como la cereza del pastel para reconocer una gran trayectoria con más de 1,500 Conciertos… y comprobé una cosa, la palabra más recurrente del compa, es “Privilegio”.. la repite una tras otra.

Pero no lo escribo en mala onda, sino que él en reciprocidad no haya como agradecer verbalmente el cariño de los sonorenses y la noche del viernes a los alamenses.

Sin embargo no hubo más agradecimiento de su parte y nosotros tener ahora si que el enorme PRIVILEGIO de escucharlo una vez más, como en las Fiestas del Pitic del año anterior y hace 2 años también acá en la preciosa Colonial de los Arcos.

Patrón de Rueda, aunque como tamalito amarrado en su traje-smocking ¿ha engordado un poco usted maestro? movió su batuta y nomás pa´calentar brazo justamente a las 8.25 de la “night”, con la Obertura Rayos y Truenos op. 324 de Johann Straus Jr. con su apellido de pantalones de mezclilla.

Pero, ¿cuales rayos y truenos? si la que disfrutamos fue una chulada de noche, y más cuando aparece Fer y no precisamente el de Maná, sino el grandote y picarón Tenor, cantando “Torna a Surriento Canción Napolitana” del autor Ernesto Curtis, quien a lo mejor cuando la compuso padecía de “diarrea”… digo por lo de “Surriento” (no se me esponjen, es un chascarrillo colibrino, ¿enten?)

Y enseguida, con un vestido negro-gris con chaquira y canutillo, hombros a la vista y su mirada de “aquí estoy y no me rajo” se planta en el escenario Olivia Gorra, y nos deleita con la rola “Por tí Volaré”, la rola predilecta de mi cuatacho Paparazzi Carlos “Panda” Villalba.

Luego el primer dúo Fer y Oli, con el tema “Nuit d’ hyméneé de Romeo y Julieta“, donde antes bromean y tácitamente cachondea la Gorra, donde los vocales decibeles de ambos, mínimo llegaron hasta Bellas Artes, como diciendo que en Álamos también hace aire.

Y luego un rolón, donde el “Master” Patrón de la Rueda, se regocija con su adicción de la musicalidad que barniza a sus estupendos músicos, me refiero al “Huapango de Moncayo” ¡waw! para entonces acá su Coly, ya sentía la dermis, epidermis, tarso, metatarso, falange, falangín y falangeta, como “Marucham” de la adrenalina chingüengüenchona.

Entre más ruco, más cursi… pero ¡pos como no! era una chulada de noche.

y siguieron mas rolas; Contigo en la distancia, Dime que si, María Elena, Vereda tropical, Amor Eterno y, con ésta rola el primero coro monumental del público, que luego fue rebasado con los temas “Ella” de Josealfre (pues José Alfredo Jiménez, quien más).

Amor de mis Amores y Palmeras, luego un “Potpurrí”, y la esperada “Granada” con la cual en “Secre” de Seguridad Pública en siempre atento Ernesto Munro Palacio, se tiró al suelo por aquello de las recochinas dudas (jajajaja, es broma señor Secretario, ¡a sus oooooordes jefeeee! como decía “Cantinflas”).

¿En que íbamos?

Ah, estaba tan animado el asuntacho musical, que hasta un perro vago y café, apareció caminando muy orondo como partiendo plaza, al momento que el público gritaba la clásica “otra, otra…otra” y volvió de La Mora y sin demora, para cantar “Júrame”.

Y les juro, que a máss de cuatro se les cayeron los calzones y una que otra tanga, cuando sale de nuevo la señora Gorra y se avientan juntos “Sonora Querida”, aunque curiosamente en éste himno sonorense no aparece Álamos…¿ No habrá chance de incluirlo en nueva versión?…

Si les digo… ¡Que chulada de noche!

Mientras tanto, aquí sigo aleteando y luego les cuento más, porque ya voy como pedrada de indio zurdo, al Concierto de Adrián Justus, aquí cerquita en el Templo de La Purísima Concepción, y no me parece “Justus” llegar tarde por respeto al artista y organizadores, porque hasta eso, soy un pájaro muy puntual.

Por hoy es todo. Parto sin dolor. Ya saben que siempre digo la verdad ¡hasta cuando miento! pero ustedes; ¡DIGAN NO A LA TRISTEZA! y ¡JUILAS PA’ LA COBACHA!

Click para comentar

Comentarios Facebook

Lo Más Leído

Las noticias como nunca las leíste. Información de Cine y Series, Tecnología, Deportes, Farándula, Vida y Estilo, Autos y Salud y Nutrición.

¡Suscríbete GRATIS a Radioplay.com.mx!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir nuestro contenido.

Arriba