Parece ser que el aceite de coco no es taaaan bueno como dicen, pero, ¿de plano es veneno? ¡Checa!

Mucho se habla en estos días de productos orgánicos y naturales. El aceite de coco es de los más populares y que se ha puesto de moda al momento de cocinar.

Anteriormente se han dado a conocer estudios que señalan que consumir aceite de coco no es en realidad tan buena idea e incluso lo catalogaban como “veneno” y ahora la investigadora Nohemí Gámez Meza, de la Universidad de Sonora nos confirma este dato.

Según la investigadora, la composición del aceite o grasa de coco aunque es de origen vegetal, es grasa saturada por ser sólida y, en su estado líquido, el aceite de coco no aporta las grasas necesarias para las funciones esenciales del organismo.

El aceite de coco no aporta las grasas necesarias para las funciones esenciales del organismo.

Explicó que la grasa de coco se utilizó mucho más en otras épocas, pero dejó de utilizarse por ser una grasa saturada, que, por ser sólida, difícilmente se diluye en el organismo a la temperatura corporal y a la larga puede representar un peligro para nuestra salud.

“El aceite de coco se recomienda para atender la dieta de las personas con problemas pancreáticos; son muy específicos los usos de este aceite como también para personas con mala absorción, con problemas de transportación de lípidos en sangre, sólo para casos específicos y no con esa moda con la que se ha tratado el uso del aceite de coco”, subrayó.

Es por eso que algunos nutriólogos recomiendan su consumo a las personas que tienen problemas de sobrepeso u obesidad, porque la grasa no va a ir a los adipocitos del cuerpo, sino que va al hígado, y ahí lo va a metabolizar como energía, pero puede ocasionar otros problemas secundarios, como puede ser el hígado graso.

El aceite de coco es malo

El aceite de coco es malo

El consumo del aceite de coco no es tan recomendable, pues no contiene ninguna de las grasas esenciales que el organismo necesita, como son el Omega 6 y el Omega 3.

Recomendó consumir los aceites de maíz, girasol, cártamo, que contienen por lo general el Omega 6 y así, en nuestra dieta, nuestro cuerpo no tiene carencia de este ácido graso, aunque sí de Omega 3, que se tiene que consumir de los aceites marinos, de algunos productos del mar, como pueden ser el salmón, el pez sierra y la sardina, principalmente.

Añadió que, según la guía alimentaria americana, no se debe consumir más del 15% de grasa sólida, y entre ésta se contempla el aceite de coco.

Así que muy muy natural, muy natural sí, pero así que digan “huuuuuy que sano”, pues no. Como todo, queda a consideración de quien lo consume.

Tu opinión es la más importante, ¡déjanos tus comentarios al final de este artículo!

¿Tu consumes aceite de coco?, ¿Cuál ha sido tu experiencia usándolo?

Hablemos del aceite de coco y porqué no es tan bueno
5 (100%) 1 voto

¿Tienes una opinión al respecto? ¡Comenta!